Vox in the box

Esta semana he recibido uno de estos en mi buzón1:

Es curioso que haya llegado, ya que me apunté en la famosa lista de “por favor, no me toquen las narices con papeletas publicitarias electorales”. Pero aún así ha llegado.

No estoy exactamente sorprendido por esta relación epistolar que la extrema derecha quiere establecer conmigo, dado que había oído que VOX había encontrado la letra pequeña para hacer estos envíos electorales. Pero no puedo evitar preguntarme… ¿qué pretende conseguir con esto? ¿Demostrarnos que son más listos que los demás?

Es curioso que uno de los aspectos que VOX propone en su panfleto electoral sea acabar con “el despilfarro público”. Dicho en un papel subvencionado con ese mismo dinero público y enviado a una persona que ha pedido expresamente que se evite ese gasto y utilizando, para más agravio, un vericueto legal para poder hacerlo. ¿Qué esperan? ¿Que les vote tras quedar impresionado por lo intrépido e insurrecto que es Santiago Abascal, que me sigue mandando publicidad aunque haya dicho que no la quiero?

El votante medio de VOX es alguien que está dispuesto a creerse que los inmigrantes son culpables de todo, que las mujeres se organizan para encarcelar a machos inocentes y que existe una dictadura progresista empeñada en provocar, yo que sé, el holocausto progresista u otra catástrofe similar. Así que, quién sabe, es posible que al votante medio de VOX  le provoque algún tipo de excitación parasexual recibir cartas con la bandera de España. Si ese es el método, vale, pero quizás sería más práctico un sistema de suscripción que hacer buzoneo indiscriminado.

VOX cree que haber manifestado expresamente mi negativa a algo no es siguiente para no hacerlo. Viendo lo bien que entiende el concepto de consentimiento no es de extrañar que vean dictaduras feminazis por todas partes. Para sus aguerridos legionarios “no” es “tal vez”, y “tal vez” es “sí”.

La verdad, señores de VOX2, por mi parte pueden coger su publicidad electoral y metérsela por todo el alzamiento.

Que ustedes reflexionen bien3.

  1. En realidad, no me ha llegado “ese”. Me ha llegado uno igual que he perdido, y he buscado una copia por internet.
  2. Seguro que son “señores”. Ya sabemos lo que opina la extrema derecha de que las mujeres manden.
  3. Durante la “extensa” fase de documentación llevada a cabo para escribir esta entrada me encontré con la noticia de que Unidas Podemos estaba utilizando esta misma táctica de propaganda electoral indiscriminada, pero por lo visto el partido lo ha desmentido. En cualquier caso, la práctica de buzoneo basado en vivienda (y no en el residente) no es exclusiva de VOX, pero sí es la única publicidad electoral que he recibido desde que me di de baja.

2 comentarios

    • Creo que el medio también tiene su importancia… Si me hubiese llegado publicidad electoral de otro partido con el que pudiera tener más afinidad tampoco me hubiera hecho ninguna gracia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s